El desgaste propio del paso del tiempo, un accidente que ha requerido modificar alguna pieza o simplemente un cambio en tus gustos puede hacer necesario buscar un taller de chapa y pintura en Arroyomolinos que mejore o cambie el color de tu coche.

La pintura es esencial para cualquier automóvil, ya que no solo lo embellece y personaliza, sino que además lo protege de la oxidación. La correcta aplicación de este componente es clave para que el coche quede bien protegido y el color sea duradero, algo que te asegurará un buen taller de chapa y pintura en Arroyomolinos.

¿De qué está compuesta esta pintura que recubre nuestro vehículo? En el proceso de pintado se aplican tres capas:

Imprimación: es la primera de todas, en contacto con el metal, y su función es prevenir la oxidación. Es mate y habitualmente de color gris.

Color: el tono se consigue a base de pigmentos, que pueden ser de origen orgánico o inorgánico. Entre los primeros, procedentes de plantas o animales, encontramos amarillos, rojos, negros y algunos azules y verdes. Los pigmentos inorgánicos pueden proceder de minerales, como ocurre con el color blanco y el azul de Prusia, o de metales (micas). Estos últimos poseen minúsculas partículas que dan una terminación metalizada o perlada.

Barniz: es la capa protectora de la pintura, y además le da el acabado brillante habitual en los automóviles.

Tras la aplicación de las tres capas de pintura, se realiza un pulido final. Este paso permite eliminar impurezas e imperfecciones que hayan podido quedar en la pintura (pequeñas partículas de polvo, burbujas) y otorga al vehículo un brillo característico. Un buen trabajo de pulido es clave para un acabado impecable.

En Taller De Automóvil estamos tan interesados como tú en lograr el mejor resultado para tu coche. ¡No lo dudes!